Imprecisiones informáticas en La Vanguardia

Hola,

quiero comentar el siguiente texto aparecido en “La Vanguardia” del Domingo 26 de Junio, dentro del artículo “Un incedio activa las alarmas en Martorell”. Y es que la intención de informar sobre los problemas que pueden aparecer en los ordenadores por el efecto del calor son buenas, pero quizá no la forma de exponerlo. Veamos:

…”LOS ORDENADORES. El calor no sólo provoca alteraciones en los seres humanos, sinó también en las máquinas. Las altas temperaturas y las fluctuaciones eléctricas que se soportan durante los meses de verano pueden provocar pérdidas de datos en los ordenadores para desesperación de muchos cibernautas. De hecho, en los meses estivales el número de solicitudes de reparación aumenta un 30%.”

Las altas temperaturas y las fluctuaciones eléctricas causan en su mayoría problemas en el sistema de arranque, y otros dispositivos que hace que no se pueda trabajar con el ordenador normalmente. Pero mientras el dispositivo afectado no sea el disco de almacenamiento, y muchas veces no es así, esto no implica pérdida de datos. Otra cosa, es que con el ordenador sin estar funcionando correctamente, no se tenga un acceso inmediato a los datos…(si se quiere afinar, sería quizá más recomendable hablar de pérdida de información que de datos). Por otro lado, el término cibernautas me parece nada acertado para este párrafo. Hay muchos usuarios de ordenadores que no son cibernautas y por tanto pueden verse afectados por los problemas del calor. Y en cuanto a la relación del calor con el aumento de reparaciones de un 30%, lo dejo ahí, ya que confío que el autor del artículo ha profundizado en los datos y la conclusión es correcta, aunque se me ocurren muchas otras cosas por el que la solicitud de reparación aumenta tanto en estas fechas.

“… Ante esta situación, los expertos recomiendan mantener la calma y llevar a cabo una serie de medidas preventivas para que el calor no evapore los preciados datos. Entre los consejos para la canícula, uno es diponer de back-ups regulares, es decir, de sistemas que salvarguardan los datos importantes de los dispositivos informáticos…”

Volvemos a lo mismo: es difícil que el calor sea causante de la eliminación de datos, y por tanto dudo que los expertos hagan estas recomendaciones, o sencillamente no se les ha consultado a ellos. La expresión “evapore los preciados datos” me parece poco acertada, teniendo en cuenta que lo puede leer muchas personas sin conocimiento alguno de informática y puedan interpretar esta frase literalmente.

“… Los expertos también recomiendan evitar aquellas causas que provocan daños en los dispositivos, es decir, mantener todos los equipos en una temperatura estable, refrigerar bien los ordenadores, no meterlos dentro de armarios que impidan la libre circulación del aire o disponer en todas las cajas de los ordenadores de ventiladores que extraigan el calor. ”

Bien!, ahora se hace énfasis en que más que los datos, son los dispositivos del ordenador los que sufren con el calor. Pero sigo creyendo que pocos expertos recomendarían “mantener los equipos en una temperatura estable” ¿cómo se hace eso? ¿Tendría sentido que en un artículo médico un experto doctor recomendara mantener la temperatura estable del cuerpo humano para evitar los problemas del calor? Creo que no. Me imagino que lo que quería decir es que los ordenadores se deben mantener dentro de unas condiciones ambientales de temperatura recomendadas por cada fabricante. Pero aquí no acaba la cosa, ¿refrigerar los ordenadores? Los ordenadores, si uno no es un gran entendido en la materia no se deben refrigerar, ya que las prácticas más usadas por el usuario doméstico serían peligrosas, por ejemplo remojándolo con un chorro de agua, cubriéndolo de cubitos de hielo, etc. Lo que tiene que procurar un usuario de un ordenador es tenerlo con buena ventilación, eso sí que es importante. Y si un ordenador tiene una buena ventilación él solo ya se refrigera. En cuanto al armario, lo sustituiría por “espacios cerrados como armarios“. Para finalizar, la última frase queda fuera de contexto, porque no es problema de un usuario corriente el que las cajas de los ordenadores dispongan de los ventiladores que extraigan el calor, sino del fabricante o de quien monta el ordenador. Como mucho, el usuario no experto puede verificar que funcionan correctamente los ventiladores (y sólo aquellos que no impliquen abrir el ordenador), pero tampoco es muy útil, porque dejan de funcionar de repente, y es posible que no te des cuenta y no puedas evitar el daño. De aquí que lo importante de comprar ordenadores que garantizen la calidad para su uso en nuestras casas (sin duda haría rebajar el 30% de peticiones de reparaciones en temporada vereniega).

En conclusión, muy mal y lo único que me quedo de positivo es que el autor del artículo considera el ordenador como algo más que una máquina, lo considera como un elemento imprescindible de almacenaje de datos, de información, en definitiva de conocimiento, de aquí su continua referencia al peligro de la “evaporación de datos”.

Para finalizar, me da la sensación que en informática se habla con poca precisión en los medios de comunicación, o como mínimo sin la precisión necesaria y ello es en parte culpa de los mismo miembros de la comunidad informática (entre los que me incluyo yo mismo) que no disponen o no se interesan por mecanismos que puedan ayudar a corregir estas imprecisiones.

FacebookTwitterGoogle+Pinterest

Deja un comentario